Paraná

 “natacha”

 ( 1978-1979 )

 

 

 

 

 

 

 Tumultuosos, frenéticos tiempos de actividades diversas, me repartía entre el trabajo como fotógrafo aéreo,

actuaciones en festivales folklóricos, clases de guitarra, paracaidismo, hípica, carreras de coches

y todas las aventuras que se pusieran por delante… en fin…

el tiempo pasaba muy de prisa y todo era hermoso, sin embargo, mi mente estaba en “cruzar el charco”… 

 no quería quedarme con “aquella limitación de lugar”… deseaba conocer el mundo…

 

 “natacha” era “un boliche” que gozaba de prestigio, con decoración rústica y clientela más o menos joven,

se convertía en el lugar ideal para desarrollar “esas guitarreadas” de las que tanto gustábamos.

 

 

 

        

 

Allí nos reuníamos cotidianamente, no sólo los folkloristas puristas (que los había),

sino también los que “tímidamente” comenzaban a cantar lo que después se dió en llamar la “música nacional”,

inspirada por las ya conocidas canciones de Sui Géneris, Charli García y las primeras de León Gieco.

Esto convertía a "natacha" en la continuación de las charlas de "El Flamingo" (el café de siempre)

o una alternativa importante para los que no les gustaba ir a una disco a bailar.

Al decidir por fin el viaje a Europa, mi amiga Silvia Udrízar quedó a cargo del negocio

 

que siguió reuniendo a los amigos durante un tiempo.. eran los primeros meses de 1980 en nuestra linda Paraná.

 

 

  

 

 

 

*****