Canciones de Daniel Calá

C a n c i o n e s

 

   

 ""Nunca fuí capaz de componer por encargo, tal vez por falta de oficio o quizás porque me sobró vergüenza..."  

A es que fuí escribiendo y cantando algunas vivencias propias y compartiendo otras con algunas "almas gemelas"...

 

                      Alicia Iglesias                     

                                            Mi Vieja querida que siempre escribía a golpe de inspiración en el primer papel que tenía a mano. Con ella reímos y nos emocionamos haciendo proyectos de canciones... recuerdo que una vez me dijo que yo, con la guitarra, sería como "una burbuja" que llevaría a la luz, las cosas que ella escribía "desde el silencio". .. Tal vez algo hubo de cierto en esa premonición, porque he desparramado sus versos por noches y caminos de todo el mundo y me han servido para manifestarmie con identidad musical.

................................

     Jorge Galiendo Galazzo     

                                          Gran maestro que me enseñó a querer la guitarra. Depués de las primeras corcheas que canté acompañado del piano del Maestro Gambino en Alta Gracia, fué el Dr. Galazzo quien me alentó y dirigió, sin saber tal vez, que me marcaba, no sólo una trayectoria musical, sino además  y debido a ello, una forma de vida. El, con su profesión de Odontólogo,  no abandonaba su guitarra que tenía "en la trastienda" y entre anestesia y anestesia, me pasaba unos cuantos "arreglos" que yo practicaba hasta su próximo paciente... Esto era allí, frente al Tajamar... Luego, de su academia de guitarra, salieron muy buenos músicos de aquellos años 60. Con él entoné el sueño de "Guitarra Azul".

.....................................

 

                    Jorge Geller                      

                             Amigo del alma, de asados a la madrugada, al terminar las peñas, para prolongar la noche que era una forma de prolongar la alegría de juntarnos, de prolongar la amistad de verdad. Guitarra de por medio, abriendo cajones llenos de inspiraciones contenidas que necesitaban que alguien les pusiera música, o alas, que es lo mismo, para poder ir... no se adonde... pero lejos... Que momentos!!! ... cuanta ilusión y ganas de hacer cosas... noches inolvidables de Paraná con toda la familia Geller como "testigo y público exigente". Muchas vueltas le dimos a aquellos papeles con versos de Jorge, que comenzaban a tomar forma de chamarrita, de chaya o de takirari... Gran alegría también cuando quedamos finalistas en Cosquín con aquella "Festivalera".

............................................

 

                                  Tito Segura

                               Tucumano que transitaba las carreteras del alma... nos cruzamos un par de años y una infinidad de noches en la maravillosa Mar del Plata y allí nos enredamos en peñas y poesías. Fue a finales de los  años 70, cuando escribió su "Zamba de Amor y Mar" y yo tuve el honor de estrenarla en la Peña de Coco Díaz. Andan también por las guitarreadas, algunas de nuestras "cuitas cancioneras" que en ese tiempo, se parecían mucho a nosotros: eran un poco desordenadas en su estructura, pero siempre llevaban un "toque diferente" en el sentimiento. Siempre nos preguntábamos con Tito cual era "el color del amor"...

......................................

 

"Las Voces del Tajamar"

   

 Gladis, Martha, Daniel, Nilda y Claudia

Las Hermanas Moreschi

                           Con ellas no puedo hablar de tiempo, nuestra amistad es intemporal...de siempre ...  sólo sé que las quiero. Ellas eran "Las Hermanitas Moreschi" o "Las Voces del Tajamar", trío que componían Nilda, Gladis y Martha. Entre los cuatro dimos forma a muchas canciones, algunas con letras de Alicia y otras mías que en sus voces peculiares, tomaban un aire diferente. Los años fueron pasando... y cuando nos encontramos, volvemos a revivir esos hermosos momentos de las guitarreadas que las tardecitas (y nochecitas) en Alta Gracia... casi todo es igual, salvo los aplausos, ya que la familia, esa maravillosa familia, se ha multiplicado y ahora suenan más palmas, más voces, más guitarras y mucho más amor.

................................... 

                                Debo decir además, pidiendo disculpas por la osadía, que me siento muy identificado con canciones de algunos autores que interpreto a mi modo pero con el mayor respeto y todo cariño. Por eso trovo a Facundo, a Pablo, a Rafael Amor, a los Di Fulvio, al mismísimo Alberto.. me gusta como escribe Horacio Ferrer, también Serrat y Sabina, sin olvidarme de tantos gauchos y paisanos que desde las zambas y chacareras hasta las milongas y los tangos, me dejaron su huella musical para sembrarla por ahí, con otros compañeros de camino...        

       Daniel Calá

    ...................................